viernes, 6 de enero de 2012

Uno no ve lo que no ve.


La misión de los paradigmas es automantenerse.


1 comentario:

Bugalú Peniche dijo...

Pero... ¿cómo reconocer un paradigma que me hace daño, que me niega o que obstruye mi felicidad?